La izquierda, unida para cambiar Madrid

El acto, que congregó a más de cuatrocientas personas, giró en torno a la convergencia y la unidad popular en Madrid para derrocar a la derecha que se blinda tras sus privilegios

Optimismo, compañerismo, unión, valentía, fuerza, pero sobre todo ilusión, términos que sin lugar a dudas han protagonizado la tónica general del acto sobre la convergencia y la unidad popular en Madrid. Adolescentes, adultos, ancianos, todos estaban citados en la Sala Ramón Gómez de la Serna del Círculo de Bellas Artes, para levantar la voz, para recuperar la ilusión en torno al verdadero proyecto de IUCM, en torno a la verdadera militancia que forma parte de IUCM, aquellas personas que han permanecido en la organización luchando contra viento y marea para alcanzar el objetivo más importante de todos, recuperar Madrid para la izquierda.

El acto dio comienzo pasadas las siete y media de la tarde, debido a la gran afluencia de público, que intentaba entrar en la sala Ramón Gómez de la Serna, que se quedó completamente pequeña para recibir a ese aluvión de esperanza y optimismo. Mauricio Valiente, candidato a la alcaldía de Madrid y maestro de ceremonias en el acto de Cambiar Madrid, comenzó la intervención de presentación haciendo alusión a dos conceptos vitales para los tiempos que corren para las gentes de izquierdas: convergencia y rebelión democrática. Tras Mauricio Valiente, intervino Jordi Escuer, de la coordinación de Madrid Ciudad, que con su humor recalcó la necesidad de no reconocer en ningún ámbito la actual dirección de IUCM, a su vez ensalzó la importancia que tendrá IU en el proceso de transformación social aludiendo a que IU es un arma cargada de futuro.

Rosa Valiente, secretaria política de la UJCE de Madrid, recalcó en todo momento que los militantes y las militantes en estos instantes son los verdaderos herederos de las políticas de izquierdas, los que tienen que llevar la batuta para que la izquierda gane Madrid de una vez por todas, después de cinco lustros de gobiernos de derechas. Alberto, compañero del colectivo “Coca Cola en Lucha”, arrancó una sonora ovación de los asistentes a la asamblea debido al pésimo momento que atraviesan los despedidos por la fábrica de Coca Cola de Fuenlabrada, en total 861 han sido los trabajadores que han perdido su trabajo en el último año.

Pedro del Cura, alcalde de Rivas-Vaciamadrid, a su vez en representación de Ángel Moreno, alcalde de San Fernando de Henares, expresó la importancia de blindar los procesos de primarias y ensalzar los valores de IU, pero sobre todo habló de la necesidad de conformar el proyecto de convergencia en torno a la Comunidad de Madrid. Vanesa Lillo y Jesús Santos, candidatos a la alcaldía de Getafe y Alcorcón respectivamente, subieron al atril para defender la relevancia de ganar ayuntamientos, derrotar a la oligarquía para lograr una auténtica confluencia con la clase obrera, resucitando así el verdadero espíritu del cinturón rojo del sur de Madrid.

Santiago, en representación de Buytrago, agradeció ante todos y todas las presentes la vital labor de IU en torno a los trabajadores y trabajadoras, y sus derechos laborales, e instó a la propia militancia a no abandonar nunca esos valores tan representativos, esos valores de defensa de la clase obrera que siempre ha enarbolado esta organización. Sira Abed, concejala de Rivas-Vaciamadrid, centró su discurso en aprovechar la oportunidad que nos ha brindado la historia, la oportunidad de constituir una unidad popular, que luche contra la pobreza y que sea capaz de establecer un programa de servicios mínimos, en materia de sanidad, educación, servicios públicos, etc. Otra de las grandes afectadas por los ERE en la Comunidad de Madrid, ha sido sin lugar a dudas la representante del Comité de Empresa de Telemadrid, que visiblemente emocionada ha recordado a las presentes como sus 880 compañeros se han quedado sin trabajo en los últimos años por la creación de una redacción paralela en la televisión pública madrileña. El acto llegó a su fin con la flamante intervención de Álvaro Aguilera, secretario general del PCM, que ensalzó a todos los miembros de la nueva política que tienen la capacidad real de luchar contra el bipartidismo, la capacidad de llevar a cabo la ruptura democrática, la capacidad de ganar lo que no se pudo ganar en el 78 y sobre todo la capacidad que tiene IU de estar dentro de ese proceso de cambio que transforme de forma definitiva la sociedad actual.

Lo que ha quedado vislumbrado es que el cambio ha comenzado, la gente de Madrid está empezando a ser consciente de las posibilidades reales de derrotar a la derecha, los poderosos comienzan a esconderse en sus limpias madrigueras, nos encontramos en año electoral, en año de cambio, en año de victoria. Un halo de esperanza ha llegado a Madrid.

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *