EL MEMORIAL DE LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO DEBE TENER TODOS LOS NOMBRES

  • 934 personas fueron fusiladas en la tapia del cementerio de La Almudena por la dictadura, la gran mayoría no tienen tumbas ni ninguna referencia en su memoria.
  • Ya se han comenzado a cambiar las placas de las calles con nombres franquistas, pese a los esfuerzos en contra de los herederos del franquismo.

 

Llegamos en 2015 al gobierno de la ciudad con el firme propósito de cambiar las políticas que creíamos injustas. Unas se han podido modificar, en otros casos estamos en marcha.

Un tema injusto y sangrante era el tener todavía las calles nombradas con nombres de los golpistas que acabaron con la legalidad vigente en 1936, esto se está pudiendo poner en marcha a pesar de todas las trabas que asociaciones de franquistas están poniendo para impedirlo.

Otro de ellos es el que los republicanos fusilados no tuvieran a día de hoy un memorial. Recordemos que se trata de conmemorar a 2.934 personas que lucharon por el mantenimiento de un régimen político legítimo y que fueron asesinadas tras el final de la guerra como escarmiento para aquellas personas que habían creído en la justicia social, la libertad y la democracia. Se trataba de conseguir sembrar el terror, y se logró, aún hoy muchos de los familiares de los ajusticiados callan.

Durante los años del franquismo tuvieron que ver como se ensalzaba a fallecidos del bando ganador, mientras que los del perdedor quedaban abandonadas a su suerte en cunetas de toda la geografía nacional, o bajo la mole de la cruz de Cuelgamuros, veían el nombre de los asesinos en las placas de las calles y eran glorificados como adalides nacionales. Ahora queremos hacer justicia a esos héroes que dieron su vida por un mundo mejor, más igualitario y democrático y que fueron denigrados mientras aquellos que alzaron las armas contra la legalidad vigente siguen siendo considerados héroes por algunos.

En su mayoría fueron enterrados en fosas indeterminadas, por lo que las familias de estas víctimas, acuden a la tapia en ausencia de ningún lugar donde honrar a sus seres queridos, desde el punto de vista humano también es necesario, por tanto, que los nombres de todas estas personas figuren en el memorial.

Por ello, por las víctimas y por sus familiares, que no lo olvidemos son doblemente víctimas de la represión franquista y del olvido democrático, debemos realizar un memorial para que sus nombres no se borren de la historia, porque fueron asesinados después de terminada la contienda, no durante ella, es decir que fueron víctimas de la represión de una dictadura ya impuesta y no como resultado de las exaltaciones propias de una contienda.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *